DUCHA

Si la limpieza y la accesibilidad priman a la hora de decidir qué mampara de ducha elegir,  las de apertura abatible son la mejor opción.

Pero será necesario  que te permita abrir la puerta hacia afuera y hacia dentro sin golpear con ningún mueble de baño o con los  sanitarios. Si además el plato de ducha se encuentra entre tres paredes, lo mejor es decantarse por un frontal de ducha de apertura abatible 180 grados.